NANODAYS

¿QUÉ ES EL NANODAYs?

NanoDays es un festival de programas educativos a nivel nacional acerca de la ciencia y la ingeniería a escala nano y su posible impacto sobre el futuro. Los eventos NanoDays son organizados por participantes de la Red Informal Educativa de Ciencia a Escala Nano (Red NISE por sus siglas en inglés) y tiene lugar en más de 250 museos de ciencia y museos para niños, centros de investigación y universidades de todo el país, desde Puerto Rico hasta Hawaii. NanoDays involucra a gente de todas las edades para aprender acerca de este campo emergente de la ciencia, el cual promete el desarrollo de revolucionarios materiales y tecnologías.

En Chile, esta iniciativa comenzó el año 2019, en un evento realizado por la Universidad SEK, junto con el Instituto de Investigación Interdisciplinar en Ciencias Biomédicas SEK (I3CBSEK), único representante en Chile de NanoDays, con la finalidad Informar y educar a la comunidad sobre la Ciencia a Nanoescala o, sobre la Nanociencia y sus aplicaciones.

La versión NanoDay Chile año 2020 será realizada en modalidad virtual, considerando actividades experimentales grabadas, cápsulas informativas, charlas tipo TED con temas relevantes en el área nanotecnológica, y material complementario a estas actividades.

 

NANOTECNOLOGÍA ¡UNA CIENCIA PEQUEÑA, UNA GRAN COSA!

Nano significa pequeño: un nanómetro es la mil millonésima parte de un metro

  • Es pequeño y diferente
  • Es estudiar y crear cosas pequeñas
  • Es nuevas tecnologías
  • Es parte de nuestra sociedad y nuestro futuro

Nano es un prefijo, como mega o micro. Seguramente han oído hablar de megabytes o de microscopios. Nano básicamente significa súper pequeño

En la nanotecnología, los investigadores miden los objetos en nanómetros. Un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro. ¡Eso pequeñisimo!!

Un material puede actuar de forma diferente cuando su tamaño es nanométrico. Las cosas en nano-escala tienen bastante área por lo tanto reaccionan mas fácil y rápidamente que si fuesen mas grandes.

La nanotecnología aprovecha las propiedades de diferentes materiales en nano escala para desarrollar nuevos materiales y pequeñísimos dispositivos. La nanotecnología permite a los científicos e ingenieros hacer otras cosas como chips de computadoras mas pequeños y rápidos, y nuevas medicinas para tratar el cáncer.

Hay nanopropiedades sorprendentes que ocurren en la naturaleza.

Por ejemplo, las mariposas Morfo Azul obtienen su color iridiscente de unas diminutas estructuras nanométricas que se encuentran en sus alas. Las nanoestructuras carecen de color, pero están espaciadas con tal precisión que reflejan la luz azul que perciben tus ojos.

> Las hojas de loto permanecen limpias incluso en agua lodosa porque sus hojas tienen estructuras nanométricas que repelan el agua.

> Los gecos pueden subir por las paredes, ¡pero no tienen pegamento en sus patas! En lugar de eso, sus patas tienen millones de diminutos “vellos” nanométricos que hacen que se adhieran temporalmente a la pared.

La nanotecnología aprovecha las propiedades especiales de la nanoescala para crear nuevos materiales y aparatos.

Por ejemplo, los chips de computadora tienen pequeñísimos transistores que miden apenas unos cuantos nanómetros de ancho. Mientras más pequeños son los transistores, más pequeños y rápidos pueden ser los chips.

Muchos teléfonos celulares y computadoras portátiles tienen pantallas que usan cristales líquidos a nanoescala. Estas pantallas de cristal líquido nos permiten crear aparatos más delgados y ligeros. 

Los objetos a nanoescala son tan pequeños que no podemos verlos con nuestros ojos, ni siquiera con poderosos microscopios de luz.

Los científicos e ingenieros tienen herramientas especiales que usan para estudiar y hacer objetos a nanoescala. Una herramienta llamada microscopio de fuerza atómica (AFM por sus siglas en inglés) puede “sentir” objetos a nanoescala y, como consecuencia, crear una imagen de éstos.

Tú estás familiarizado con otro nanodetector especial: ¡tu nariz! Las nanopartículas son muy pequeñas para verlas, pero podemos oler algunas de ellas. Las diminutas partículas de olor que hacen que las cosas huelan se miden en nanómetros. ¡Así es que tu nariz es tu propio nanosensor!