La actividad física ayudaría a mantener una baja incidencia de cáncer y mejorar la calidad de vida

En más de una ocasión hemos escuchado que para tener una mente sana debemos contar con un cuerpo sano. Por ende, hacer ejercicio constantemente nos ayudaría a enfermarnos menos.

 Más que un mito o una frase bonita, al final del día todas estas acciones suman para ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida, pero ¿qué otros beneficios nos trae el ejercitarnos regularmente?

A ciencia cierta no se sabe con exactitud cómo podría ayudarnos, por ejemplo a combatir el cáncer, pero estudios realizados por Karolinska Institutet de Suecia – uno de los principales centros educativos universitarios del mundo en el campo de la medicina -, ha descubierto que el ejercitarse podría reforzar la capacidad de matar el cáncer de ciertas células inmunes.

Este estudio se centró en una célula inmunitaria particular llamada célula T citotóxica, que son las responsables de eliminar el cáncer en el cuerpo y al realizar ejercicio, produce ciertos metabolitos que mejoran la función de estas células; es decir, están influenciadas positivamente por el ejercicio.

¿Qué piensan nuestros expertos?

Diego Marcial, Jefe de carrera de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de Universidad SEK, nos comenta que “hoy en día la evidencia científica muestra que la actividad física moderada ayuda a prevenir la aparición de muchas enfermedades crónicas como el cáncer. Además, hay evidencia convincente que hay reducción del riesgo del cáncer colorrectal, endometrio y cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas; pero el efecto en otros tumores es menos evidente”.

Pese a que todavía no existen evidencias científicas más contundentes, lo que sí es un hecho es que realizar actividad física de forma regular y acompañada de alimentación saludable, mejorará la calidad de vida y te sentirás más sano.